miércoles, 7 de noviembre de 2012

Twin Peaks



[NOTA: este artículo NO contiene spoilers]

Año 1990. Nelson Mandela es liberado tras 27 años en prisión, el Muro de Berlín es derribado poco a poco por los ciudadanos berlineses, que se llevan pedazos a sus casas, y en España se aprueba la fatídica ley LOGSE en materia de educación. Mientras tanto, en Estados Unidos se produce el estreno de Twin Peaks en la cadena ABC, una serie que rompió todos los moldes de las series de televisión hasta entonces, proponiéndose hacer televisión pero con los medios del cine.

La serie en cuestión fue realizada por el director David Lynch y el guionista Mark Frost. Por un lado, Lynch venía de hacer buenas películas como fueron El Hombre elefante, en la que trata el drama de una persona aquejada de elefantismo y el doctor que lo investiga, pues hasta entonces era un monstruo de circo, o Terciopelo Azul, un thriller macabro en el que asistimos en primera persona a través de los ojos de un mancebo a trapicheos y delitos varios, sin más visión que la suya propia. Por otro lado, Mark Frost había destacado por sus guiones nada convencionales en series como Canción Triste de Hill Street.

Sinopsis

Así pues, la idea que tuvieron ambas mentes pensantes fue la de presentarnos un agradable pueblo del noroeste de los Estados Unidos, fronterizo con Canadá y situado en el estado de Wasington, con el nombre de Twin Peaks ( picos gemelos en castellano). Es un pueblo con un encanto especial, maderero, con amplios bosques, situado en las montañas y habitado por buenas gentes que nada o más bien poco han visto de fuera del pueblo. En este marco idílico y bucólico, la serie empieza con el asesinato de Laura Palmer, la chica cheerleader, reina del baile y doña perfecta, querida por todo el pueblo por su encanto, amabilidad y belleza. El FBI manda al agente especial Dale Cooper, interpretado por un inmenso Kyle MacLachlan, para que investigue dicho asesinato, por lo que empieza a interrogar a los habitantes del pueblo. Entonces vemos que no es oro todo lo que reluce, Laura, efectivamente es encantadora, pero también tiene un lado oscuro que no es tan conocido, y ahí entra el juego de la serie, en descubrir retazos de la vida de la señorita Palmer a través de las gentes del pueblo, contemplar las relaciones que hay entre dicha gente y descubrir los secretos que guarda cada uno para sí. La idea parte de algo parecido a CSI, pero nada más lejos de la realidad, es la excusa perfecta para sumergirnos en el universo de Twin Peaks.

Devenir de la serie en televisión

Con todos estos ingredientes, el  extraño cóctel sorprendentemente fue un exitazo, con el atrayente eslogan ¿Quién mató a Laura Palmer? la serie se metió en las retinas de millones de espectadores, que quedaron enganchados ipsofácticamente. Lo único malo es que, como siempre, las publicidades engañan, y los espectadores estaban más pendientes de descubrir al asesino de Laura  en lugar de fijarse en la riqueza de diálogos, situaciones, personajes y humor absurdo que la serie traía consigo. De este modo, al final de la primera temporada (formada por siete episodios), la serie empezó a tener menores audiencias, pues tenía que competir en horario de prime time con la mítica sitcom Cheers, lo cual no era moco de pavo. A España llegó la serie de la mano de Telecinco, cuando esta gente se dedicaba más a invertir en cultura que en gallinas.

Tras el fin de la excelente primera temporada, la serie recibió 14 nominaciones a los premios Emmy de televisión, de los cuales sólo ganó dos secundarios (diseño de vestuario y montaje). Por contrapartida en los Globos de Oro se impuso en las categorías de mejor serie drama, mejor actor y mejor actriz secundaria, premios que no hicieron sino confirmar a la serie como una gran obra,  atractiva también para el gran público.

En septiembre de 1991 se estrena la segunda temporada, en la que la serie sigue avanzando la trama de forma natural, y aunque las audiencias se redujeron ligeramente, el producto sigue funcionando. Pero como siempre, los productores (que al final son los que arriesgan los dineros), al ver que la audiencia bajaba, obligaron a Lynch y a Frost a desvelar ciertos acontecimientos de la historia mucho antes del final de la serie, para el que estaban planeados dichos descubrimientos. Debido a esto la serie inevitablemente pierde gran parte del fuelle y del misterio que la caracterizaba (quien la haya visto sabrá a qué me estoy refiriendo). Se produjo un bajón en el interés de lo que se está contando que rápidamente se vio reflejado en las audiencias. Se produjo un descalabro de las mismas. La respuesta de la cadena fue trasladar la serie al  conocido como el cementerio de las series en Estados Unidos: el sábado por la noche, cuando los jóvenes salen de fiesta y los más mayores van a los clubs de jazz, a cenar, etc. Con lo cual, la serie fue asesinada por la propia ABC, la gente dejó de seguirla en masa y a las tres semanas fue retirada de antena.

Ante tal panorama, Lynch y Froster llegaron a pedir públicamente ayuda para que los frikis fieles seguidores de Twin Peaks se movilizaran en pos de conseguir la vuelta de la serie. La petición tuvo repercusión y al poco tiempo se creó la asociación COOP ("Ciudadanos en contra de la cancelación de Twin Peaks”). Bajo las presiones de esta simpática gente, sumado a las amenazas de demanda de Lynch sobre la ABC por haber roto el contrato que tenían con él (eso les podía salir muy caro), la serie volvió a antena. Fue un desastre de audiencia de nuevo, pero David Lynch se ocupó personalmente de dirigir el último capítulo, que fue un final digno y a la altura de una gran serie, que si bien llegado un punto pierde fuelle, sigue teniendo una atmósfera y un mundo dignos de ver.

Música

La banda sonora, compuesta por el colaborador habitual de Lynch, Angelo Badalamenti, es imprescindible, sin ella no se podría concebir Twin Peaks tal como es. Lo curioso es que son 4 o 5 temas recurrentes más un puñado más que sólo aparecen una vez, pero es este invariante lo que dota a la serie de su propio estilo. Es como el Woke up this morning de Los Soprano, una identidad inseparable, y esta identidad son los bosques, las montañas fronterizas con Canadá y un aroma a años 50 que vemos en la serie, especialmente en el comportamiento de algunos personajes. Enlazo seguidamente con tres de estas canciones.




A continuación os dejo un vídeo en el que el propio Angelo Badalamentti explica cómo maquinó junto con David Lynch el anteriormente mencionado Laura Palmer's Theme. Dos cabezas que mejor será no cruzárselas por la calle.




Personajes

En el episodio piloto, de una hora y media de duración aproximada, enseña a la gran mayoría de los personajes, algunos de los cuales, a continuación, me dispongo a presentar, aunque algunas cosas me callaré, porque hay algunas relaciones entre ellos que se van descubriendo conforme avanza la historia, y está feo adelantar acontecimientos. Algunos de los personajes están interpretados por grandes actores, otros no tanto, pero en general todos están bastante bien caracterizados y son claramente diferenciables, a pesar de la enorme amalgama que se nos presenta:

Dale Cooper: agente especial del FBI enviado a Twin Peaks para investigar el asesinato de Laura Palmer. Acostumbrado a las grandes urbes y a las reticencias de la gente por los agentes federales, nada más llegar a Twin Peaks se enamora de sus bondadosas gentes y de sus preciosos árboles. Para ser un tipo del FBI, es muy excénctrico y aporta grandes dosis de humor a la serie, además es un enamorado de las tartas, los dulces policiales y el café en general. Cada vez que observa algo a tener en cuenta le habla a una grabadora que envía a Diane, su secretaria. Lo interpreta el genial Kyle Maccahclan, que da vida sin duda al mejor personaje de su carrera y a uno de los mejores de  series de televisión.

Laura Palmer: es sobre la que gira toda la historia de Twin Peaks, su muerte supone el punto de partida de la serie, y una tremenda sacudida para todo el pueblo, pues si Laura, la más perfecta, la más buena y diligente con la gente, la que más se preocupaba por el prójimo, ha muerto en un pueblo apacible como es Twin Peaks, nadie sabe quién puede ser el siguiente. Lo que vamos conociendo sobre ella a través de los diferentes personajes nos muestra que tiene un lado desconocido por algunos, pero bien conocido por sus allegados. Y es que este es el mayor acierto de la serie; no son todo dulces en el país de la gominola. Le da vida (por decirlo de algún modo) la actriz Sheryl Lee.

Leland Palmer: padre de Laura, tras la muerte de su hija entra en una depresión tremenda, y como líder de su familia se viene abajo totalmente. Es uno de los personajes que mayor y más fascinante evolución van teniendo conforme avanza la historia, el pobre hombre va de altibajo en altibajo. El mérito de esto recae sobre los hombros del actor Ray Wise, un actor al que no conocía y hace un papel soberbio como padre de Laura. Uno de los grandes personajes de Twin Peaks, sin duda.

Sarah Palmer: la madre de Laura Palmer. Cuando se entera de la muerte de su hija se vuelve histérica, de hecho, la gran mayoría de la serie se la tira llorando o disimulando como que está bien. Este personaje no tiene una gran evolución que digamos, pero gracias a él empezamos a contactar con el mundo del surrealismo Twin Peaks, sobre todo en los momentos que más tensa está, por el sufrimiento que le produce la muerte de su hija. Interpretada por Grace Zabriskie, que cumple su papel sobradamente, de madre desconsolada lo borda.


Maddy Ferguson: es la prima de Laura Palmer. No está muy unida con Laura, pero al enterarse de su muerte va a Twin Peaks para asistir al entierro de la misma. De un parecido asombroso con Laura, de hecho, las interpreta la misma actriz, Sheryl Lee, tiene también un carácter parecido al de Laura, hecho que hace que varios vecinos de Twin Peaks las confundan, e incluso los amigos de Laura, Dona y James, vean en ella a la propia Laura.

Harry S. Truman: es el sheriff de Twin Peaks, al mando de la investigación sobre el asesinato de Laura Palmer hasta que llega el agente Cooper, con el que rápidamente hace buenas migas. Es un hombre leal como el que más, y aunque en este aspecto evolucione más bien poco, siempre es leal a Dale, al que llega a llamar por el diminutivo "Coopi". No obstante y como todo buen ciudadano de Twin Peaks, algo oculto se trae entre manos el buen sheriff. Eso sí, es de los personajes más entrañables, se hace de querer ya en sus primeras conversaciones con Cooper. Sin estar interpretado brillantemente, Michael Ontkean sirve de sobra para el papel.


Andrew Brennan: ayudante del sheriff, es un bonachón un tanto corto de luces cuyas torpezas provocan momentos graciosos de la serie, amén de sus torpes intentos de ligar con Lucy, la secretaria del sheriff. Siempre es muy servicial tanto con el sheriff como con Cooper, los cuales agradecidos siempre, lo intentan educar como agente de la ley. Andy es sin duda, de las mejores personas que habitan en Twin Peaks, y conforme avanza la serie va ganando protagonismo, para bien de las partes cómicas, pues su sola presencia en pantalla ya te sonsaca una sonrisa. Interpretado correctamente por Harry Goaz.


Benjamin Horne: hombre de negocios de Twin Peaks, es el dueño del Gran Hotel del Norte, donde se hospeda Dale Cooper, y de los almacenes Horne. Trabaja para él Leland Palmer, padre de Laura, y parece conocer ciertos secretillos de la misma. Su mayor debilidad es su hija Audrey, que bajo buenas apariencias siempre le da por una razón u otra quebraderos de cabeza. Ben Horne es un personaje que tiene una evolución espectacular, y por supuesto, como dinero llama a dinero, es el principal instigador de ciertas conspiraciones monetarias que tienen lugar en Twin Peaks. Es un as de los negocios, todo el día con el puro en mano. Está interpretado perfectamente por Richard Beymer.


Audrey Horn: sin duda una de las grandes bellezas, si no la que más, de las que moran en Twin Peaks. Es la hija de Ben Horn, a quien detesta (que no odia) por su dinero y opulencia, lo intenta fastidiar siempre que puede, y siempre pone en compromisos a los demás chicos por aburrimiento. Su vida cambia cuando llega el agente Cooper a Twin Peaks, y aquí empieza la evolución de Audrey, de ser una niña malcriada a convertirse en mujer. En Audrey recaen claras reminiscencias a los años 50, por su forma de vestir, su peinado, y su forma de bailar. Le da vida Sherilyn Fenn. De los mejores personajes de la serie.

Josie Packard: recién enviudada por la muerte de su marido Andrew, esta peculiar asiática habitante de Twin Peaks recibe en herencia el casón que tiene su marido, así como la serrería del pueblo, por lo que escasa de dineros no va la muchacha. Esto le granjea el odio de su cuñada Catherine, y a pesar de vivir en la misma casa, ella intenta seguir con su vida. Es el primer personaje que vemos en la serie, en su casa maquillándose, la noche que muere Laura. Si bien el personaje me parece interesante, la actriz que la interpreta, Joan Chen, no me gusta en absoluto, pero bueno, nada es perfecto.


Catherine Martell: casada con Pete Martell, es la hermana de Andrew Packard, el recientemente fallecido marido de Josie. Odia a Josie porque su hermano era ya anciano cuando se casaron, y le privó de la herencia que le correspondía, por lo que Catherine no va a parar de conspirar hasta ver a Josie hundida en la miseria, es su único objetivo en la vida. Catherine es un gran personaje con una gran evolución, además es de los que dan juego y hacen que pasen grandes cosas en la serie. La actriz que se mete en la piel de Catherine se llama Piper Laurie, y es genial, cada imagen en la que sale es impactante.


Pete Martell: marido de Catherine, es un alegre pescador de Twin Peaks, cuya mujer lo denigra e ignora. Él, haciendo caso omiso, intenta vivir su vida, y su mejor amiga es la caña de pescar. De hecho, mientras está pescando con las primeras luces del alba, descubre el cadáver de Laura Palmer y avisa rápidamente al sheriff. Es un personaje que cae bien nada más verlo, interpretado por Jack Nance, un habitual en las películas de David Lynch hasta el momento, y con la serie Twin Peaks no iba a ser una excepción.

Bobby Briggs: novio de Laura Palmer, es un tanto sospechoso, pues no se entristece al enterarse de la muerte de ésta.  Pero al conocerlo se ve que Bobby es un estúpido e inmaduro teenager que lleva también una apariencia un tanto cincuentera, y siempre un cigarro en la boca para trasladar lo "malote" que es. Es el rebelde sin causa de Twin Peaks. Sin embargo, es un personaje que tiene ciertos puntos en la serie que te va interesando más e incluso dota de comedia, siempre necesaria, al asunto. Lo interpreta Dana Ashbrook.



James Hurley: en contraposición con Bobby, tenemos a James, pues si Bobby es compulsivo y rebelde,  James es solitario, motero e incomprendido, el prototipo de joven que encandila a las jóvenas. Por supuesto tenemos de nuevo en este personaje reminiscencias de los años 50, pues también canta y toca la guitarra a la antigua usanza. A pesar de que a priori pueda parecer un interesante personaje, conforme pasan los capítulos caes del burro y ves al que sin duda alguna, es el peor personaje de la serie. Interpretado por James Marshall.


Ed Hurley: un auténtico vaquero que trabaja en la gasolinera de Twin Peaks, Ed es un buen personaje que siempre colabora con Cooper y el sheriff Truman cuando éstos le requieren. Intenta cuidar lo mejor que puede de su sobrino James, y de su pareja Nadine, pero con relativo éxito, pues ambos tienen una personalidad poco atacable. Interpretado por Everett McGill, que ya había colaborado previamente con David Lynch en la película Dune.

Nadine Hurley: casada con Ed Hurley, esta ya no tan joven señorita de Twin Peaks es de los personajes más curiosos. La pobre está medio loca, y no para de atosigar a Ed con que las cortinas están mal puestas y cosas por el estilo, por lo que él la trata como una niña. Nadine es de los personajes que mayor evolución tienen a lo largo de la serie, y por supuesto uno con los que más risas se puede echar uno viendo Twin Peaks. Sus escenas suelen ser desternillantes. Interpretada por Wendy Robie.




Leo Johnson: está casado con Shelley, a la que maltrata y humilla constantemente si no se somete totalmente a su despiadada voluntad. Es camionero, pero más bien se dedica a actividades un tanto ilegales. Sabe cosas relacionadas con la muerte de Laura que no quiere contar. Como suele ocurrir en esta serie, este personaje evoluciona conforme a la trama de manera considerable. Lo interpreta Eric Da Re.


Selly Johnson: mujer de Leo Johnson, es humillada y controlada por éste a cada momento, sobre todo si husmea en sus cosas. Trabaja en la cafetería de Twin Peaks, la doble R, sirviendo cafés y tartas de arándanos al agente Cooper, entre otras dedicaciones. Es de los pocos personajes que no conocían en demasía a Laura Palmer. Está esperando su momento para deshacerse de Leo. Está bien interpretada por Mädchen Amick.




  Donna Hayward: otra chica Twin Peaks, como Selly y Audrey, dona es una inocente joven, la mejor amiga de Laura Palmer. Con la muerte de ésta sufre mucho, porque no tiene ni idea de lo que le ha podido pasar. Dice que había momentos en los que Laura no era del todo sincera con ella, y es de las personas que más saben sobre Laura. Con Dona tenemos otro toque cincuentero, en su peinado, forma de vestir, etc. La chica tiene una evolución bastante importante, aunque es un personaje que se podía haber aprovechado mejor. Bien en su papel Lara Flinn Boyle.


Podria poner a bastantes personajes más, pues me he dejado unos cuantos en el tintero, pero estos son los principales que nos encontramos, que no son pocos. Huelga decir que la serie desarrolla bastante a cada uno de los personajes, ninguno acaba donde empieza ni mucho menos. Hay algunos que empiezan bien y acaban mal, otros lo contrario y hay otro grupo de personajes que ni bien ni mal, final agridulce.

Personajes "twinpinescos aparte", el episodio piloto es prácticamente como una película. De hecho, tiene un final alternativo con veinte minutos añadidos, que hace del episodio una película en sí mismo. Esto responde a la idea de Lynch de estrenarlo como película en Europa en caso de que la serie no llegase a buen puerto en Estados Unidos. Por otro lado, también hay que decir para los perezosos que digan- ¿pero no hay una película que se llama Twin Peaks: Fuego camina conmigo?- Mi respuesta será afirmativa, pero a dicha gente ruego que bajo ningún concepto vea la película antes de ver la serie, pues la película es una precuela donde se explican bastantes cosas de la serie, y por tanto se debe concebir como un producto complementario, y nunca un sustitutivo. Dicho ésto, creo que voy a comerme una buena tarta de arándanos y a degustar el suculento café de la Doble R mientras pienso en filosofía tibetana, tal y como haría el bueno de Dale Cooper.

Pero eso es otra historia.


Referencias:
http://www.cinefantastico.com/articulo.php?id=12
http://terroryculturaonline.blogspot.com.es/2007/10/twin-peaks-la-serie-que-lo-cambi-todo.html
http://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Personajes_de_Twin_Peaks

3 comentarios:

  1. Muy muy buen post, fomenta mis ganas de seguir viendo la serie. Aunque eso sí, te daré la razón: no es una serie al uso, ni mucho menos. Espero que el hablar de series se convierta en algo habitual por estos lares.

    ResponderEliminar
  2. El link de el final alternatico está caído... :( Por lo demás estupendo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Arreglado, querido anónimo. Gracias por el apunte.

      Eliminar

Comparte este post

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...