miércoles, 18 de septiembre de 2013

Los personajes reales de Boardwalk Empire

Casinos, furcias, alcohol ilegal, gángsters haciendo cosas de gángsters, thompsons, balazos por doquier, políticos untados hasta en el carnet de identidad y un FBI bastante ineficiente. Esta es la lista de la compra que todo hijo de vecino tendría que hacer para remontarse un poco al espíritu de los felices años 20, donde EEUU era el país que se iba a comer el mundo, y que todos sabemos el tremendo batacazo se pegó posteriormente a partir del crack del 29. Este mundo es el mismo que nos está mostrando HBO desde hace 4 años, un poco para sustituir el gigantesco vacío que dejó la genial Los Soprano. Si bien ésta trataba de aproximarnos a la vida de un mafioso del siglo XXI con problemas de ansiedad por el tremendo estrés y la decadente existencia que lleva, lo cual fue rompedor, Boardwalk Empire se rige más por las reglas de oro del cine de mafiosos: protagonista carismático con una curia de aduladores, líos con mujeres de por medio y un puñado de secundarios como su hermano o su ahijado, entre otros, además de los enemigos de turno y los políticos que son los que marcan el ritmo de las historias que se nos van contando y los conflictos que van surgiendo.

El creador de la serie es quuien otrora se encargó de los guiones de Los Soprano, Terrence Winter, y cuenta como productores ejecutivos al director Martin Scorsese (quien por cierto dirige el episodio piloto) y el actor Mark Wahlberg, así como en la dirección a los directores estrella de HBO como Tim Van Patten, Jeremy Podeswa o Alan Taylor, entre otros. Como todos los hijos de esta grandiosa cadena de televisión, el sexo y la sangre son ingredientes que están ahí, aunque aquí todo es mucho más explícito que en Los Soprano o The Wire, por ejemplo, además de tener un componente mucho más peliculero, pero qué más da, tenemos un producto televisivo más que notable, que los amantes del cine de gángsters disfrutamos como enanos, y los que tengan todavía que descubrirla, deben ponerse inmediatamente a su visionado.

Las tramas que se nos muestran están basadas en un libro del mismo nombre de Nelson Johnson, que sirve como punto de partida, y lo que vemos es en bastante porcentaje ficción, aunque también hay un puñado de personajes reales, ya que las numerosas tramas pasan por Atlantic City pero también viajamos a Chicago o Nueva York, donde asistimos a los negocios del hampa con personajes de la época, algunos de los cuales vamos a tratar en este artículo.

Enoch L. Johnson


Enoch o "Nucky" Johnson es el personaje en el que se basa Terrence Winter para el protagonista de su serie, al que denomina Nucky Thompson, para no tener que ceñirse a la realidad pura y dura, pudiendo tomarse licencias con el personaje. Para empezar, y como salta a la vista, el aspecto físico entre uno y otro no tiene nada que ver, y es por eso precisamente porque se escogió para el papel al excelente actor Steve Buscemi, ya que la anterior producción sobre mafiosos de HBO, Los Soprano, tenía ya a Tony Soprano, un tipo duro y brutal, que físicamente se trae un aire al "Nucky" real, por lo que se decidió finalmente que tenía que ser un hombre más frágil y con pinta de sabandija, pues Winter no quería hacer "Los Soprano años 20".

Al Capone


A este hombre, el mafioso rockstar por excelencia, al que pillaron no por cargarse a media Chicago ni por traficar sino por evasión de impuestos, ya lo interpretó De Niro memorablemente en Los Intocables de Elliot Ness. Para la serie, durante la cual vemos a Capone en sus inicios como chófer y matón al servicio de Torrio, se ha escogido a Stephen Graham, el pequeño compañero de Jason Statham en Snatch, haciendo un flaco favor al auténtico Al, puesto que el rey de Chicago media 1,80 metros, algo que debía ser imponente para la época, no el breve 1,66 de Graham. Eso sí, el que no se parezca físicamente el actor lo compensa con una gran actuación, sobre todo la que se puedo ver en la tercera temporada.

Johnny Torrio


El mentor de Al Capone, nacido en 1882, en los años de la serie rondará sobre los 40 años, con sus mejores primaveras ya pasadas, pero aún así en buenas condiciones, además por esos tiempos este hombre disponía las bases que heredaría su protegido Capone para dominar el crimen organizado de Chicago. Sin embargo, han escogido para el papel a Greg Antonacci, quien adquiriría un rol secundario en la última temporada de Los Soprano en la facción de Nueva York. El problema es que el hombre tiene más de 60 años, lo cual, por mucho maquillaje que le pongan no queda todo lo creíble que podría ser. De todas formas, estamos en lo de siempre, el actor es bueno, y las conversaciones y consejos que le da a Capone son dignos de recordar.

Dean O'Banion


Líder del sindicato del crimen irlandés en Chicago, es el principal rival de Torrio y Capone. De familia católica ascendió rápidamente de los bajos fondos para hacerse con el control de los barrios irlandeses, muy próximos a los italianos, por lo que cuando se inició el contrabando de licor, la guerra era inevitable. En Boardwalk vemos que aunque el tipo que lo interpreta, Arron Shiver, es sensiblemente más delgado que el O'Banion original,  convence con su actuación e tipo inteligente e implacable.

Arnold Rothstein


De Nueva York y perteneciente al crimen organizado judío, que era junto con el irlandés el dominante en los primeros años 20, fue famoso por amañar descaradamente las series de béisbol de 1919. El actor que lo interpreta, Michael Stuhlbarg, quien fue descubierto por los Cohen para Un tipo serio, está genial en la piel de Rothstein, te muestra lo maniático de ese despiadado e inteligente bebedor de leche en lugar de whisky. Por cierto que, para que sea todavía más clarividente el asunto de la edad de Torrio anteriormente mencionado, se supone que Rothstein y Torrio son coetáneos, de la misma quinta. Y salta a la vista que los dos actores se llevan como mínimo 20 años.

Lucky Luciano


Charlie Luciano fue, a la postre, uno de los mafiosos más influyentes de la Historia, fue el que organizó la Cosa Nostra, para mantener a la Mafia italiana como la dominante en Nueva York a partir de los años 30-40, sustituyendo a los judíos como Rothstein. Sin embargo, en la serie vemos a un joven Luciano, un impetuoso e impaciente muchacho que busca abrirse paso en ese mundo violento atreviéndose con el tráfico de heroína y trabajando a la vez para Rothstein y Joe Masseria. El actor que le da vida no es ninguna maravilla interpretativa, pero más que a Luciano a mí me recuerda al mítico actor de las películas de gángsters de los años 30, James Cagney.

Joe Masseria


Uno de los primeros capos italianos de importancia en Nueva York, que llevaba a su familia con rigidez y los valores del honor y el respeto más tradicionales, que vinieron con él de su Sicilia natal. Llegó a manejar los hilos de Nueva York durante los años 20, dirigiendo a los Genovese, sin embargo cayó por la ambición y la mayor visión de futuro de los jóvenes valores, como Lucky Luciano, que venían pisando fuerte con ideas inabarcables para una mente férrea como la suya.

Big Jim Colosimo


Calabrés de nacimiento, Colosimo se estableció como el jefe de la mafia de Chicago en los primeros años del siglo XX gracias a sus conexiones políticas y a su imperio de las meretrices, que ascendía a más de 200 burdeles. Cuando se vio amenazado seriamente por una banda rival, mandó llamar a su sobrino Johnny Torrio, a quien nombró como su segundo lugarteniente. Más tarde, con la Ley Seca, Torrio presionó a Colosimo para traficar ilegalmente con alcohol, a lo que su tío se negó, por lo que se vio obligado a traicionarlo y acabar con su vida. El asesinato de Colosimo es el final del primer episodio de la serie, y sirve como pistoletazo de salida para la nueva década de ilegalidades que está por venir.


Como se puede ver, algunos personajes se parecen más a sus homólogos reales, otros menos y otros más bien poco, pero tampoco hay que ponerse exigente, si por algo se distingue Boardwalk Empire es por su excelente tratamiento de la época, la ambientación es casi perfecta (por no decir perfecta), y los efectos especiales que dan vida al paseo maritimo nos trasladan de cabeza a esos tiempos en los que si eras un don nadie, estabas seguramente siendo utilizado y engañado por las buenas apariencias de estos delincuentes. Tiempos bastante más oscuros que lo que siempre vemos del charlestón y las fiestas con la alegría por bandera.

Pero esa es otra historia.

6 comentarios:

  1. Qué buen post, me gustó mucho que hablen de los personajes de la serie y de los reales en los que están inspirados, no sabía que hasta físicamente se parecían jeje, el tema del tráfico de alcohol es muy interesante, además que se dio en los años veintes con la ley seca y además estaba todo el glamour de los casinos y de Hollywood como que se vuelve un tema muy atractivo.

    ResponderEliminar
  2. Muy buen informe!!! Termino de ver la repetición del último capítulo emitido por HBO y se me ocurrió ver cual de todos los personajes eran verdaderos. Obviamente que con este post encontré la respuesta a mi interrogante. Felicitaciones y gracias por la data.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, me alegro mucho que te haya servido. Yo la cuarta temporada no he empezado a verla, pero tengo ganas de hincarle el diente. Un saludo, te esperamos por aquí.

      Eliminar
  3. Muy buen post, por si interesa, les recomiendo también este artículo: Los hechos reales y ficticios de Boardwalk Empire

    ResponderEliminar
  4. No se le puede pedir nada más a una serie, Boardwalk Empire con Steve Buscemi es arte, en todos los aspectos una obra maestra. ¡ Como engancha¡.

    ResponderEliminar
  5. Muy bueno pero faltó Richard Arrow

    ResponderEliminar

Comparte este post

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...